Características del curso del embarazo después de la FIV.

Actualmente, la medicina ha avanzado mucho más adelante. De aquí en adelante, la concepción puede ocurrir no solo de forma natural, la fertilización in vitro (FIV) se usa cada vez más.

No le da a una mujer una garantía del 100% para concebir y tener un hijo, pero tiene una pequeña posibilidad y esperanza. Una mujer embarazada como resultado de la FIV debe saber las dificultades que enfrentará.

Los primeros días de gestación tras la FIV.

45 horas después del injerto de embrión, el nivel de hCG cambia en el cuerpo de la mujer. 14 días después de la FIV, se toma sangre para su análisis. Si el nivel de hCG disminuyó significativamente, esto indica un resultado negativo de la acción.

Puede determinar el embarazo en los primeros días después de la FIV por los mismos signos que ocurren en una mujer que concibió a un hijo de manera natural:

  1. Cambios en los hábitos alimenticios.
  2. Náusea
  3. Trastornos estomacales.
  4. Mareos
  5. Debilidad general, malestar.
  6. Dolor en la espalda baja.
  7. Hipersensibilidad en el tórax.
  8. Micción frecuente
  9. Cambios agudos en el estado de ánimo.

Si una mujer queda embarazada por FIV, debe ser extremadamente cuidadosa durante los primeros meses. Este es el momento en que el embrión aún no ha echado raíces, el riesgo de aborto espontáneo es alto.

Es extremadamente importante controlar no solo su salud, sino también el estado de ánimo y la tranquilidad. El nerviosismo excesivo, la excitación y la ansiedad no conducirán a nada bueno. Solo contribuirán al rechazo del embrión.

Es necesario escuchar las instrucciones de su médico, que durante el primer trimestre puede prescribir hormonas adicionales que no están disponibles en el cuerpo femenino.

A menudo, en el primer trimestre, los médicos le recomiendan que se adhiera a la mayor cantidad posible de reposo en cama. Por lo tanto, una mujer debe evitar no solo las situaciones nerviosas, sino también el esfuerzo físico, las largas caminatas.

Características de la realización de un embarazo después de la FIV.

El embarazo después de la FIV en muchas de sus características principales no es diferente de la concepción natural. También consta de tres trimestres importantes, cuyo resultado es una actividad genérica.

Cada trimestre tiene sus propias dificultades específicas. Especialmente con cuidado y atención, deben ser abordados por una mujer que concibió un bebé mediante la fertilización in vitro.

Primer trimestre

De 1 a 12 semanas se forma un feto a partir del embrión. Esto sucede gradualmente. La formación incluye la colocación de todos los órganos necesarios del niño.

¿Por qué el primer trimestre es uno de los más difíciles después de la FIV?

El período más importante y crucial es el primer trimestre. Una mujer más que nunca necesita abandonar el estrés, las experiencias innecesarias y tratar de dedicar tiempo solo a usted. Deja el cuidado de los asuntos del hogar, confía a tus fieles.

Es en el primer trimestre que el riesgo de complicaciones es alto, ya que el feto aún no se ha formado y no se ha fortalecido completamente en el cuerpo.

Un alto riesgo durante el primer trimestre es un embarazo ectópico. Esta es una condición en la que la actividad genérica no es posible. La mujer es sometida a un procedimiento especial, durante el cual se extrae el embrión implantado.

¿Cómo mantener el embarazo en el primer trimestre y reducir el riesgo?

Para reducir el riesgo de aborto involuntario en el primer trimestre, una mujer debe cumplir con una serie de condiciones:

  1. Lleva un estilo de vida tranquilo y medido.
  2. Observado en el centro donde se realizó la FIV.
  3. Completo sueño y descanso.
  4. Acostado
  5. Paseos nocturnos en la zona del parque.
  6. Rechazo de los malos hábitos (fumar, alcohol).
  7. Terapia hormonal

Durante todo el primer trimestre, una mujer embarazada después de la FIV se someterá a un examen exhaustivo y estará bajo vigilancia constante. Esto aumentará la posibilidad de un embarazo exitoso.

Segundo trimestre

El segundo trimestre del embarazo comienza a partir de los 4 meses. Después de la FIV en el segundo trimestre del embarazo, se monitoriza la patología de la placenta. Para esto, se le realiza una ecografía cada mes y, si es necesario, utiliza el método Doppler.

Gestosis

El problema más popular que acompaña a las mujeres en el segundo trimestre es la gestosis. Externamente, es una hinchazón de las extremidades. La gestosis se asocia con alteraciones vasculares y sistemas excretores.

Otro nombre para la preeclampsia es hidropesía de las mujeres embarazadas. Esta es una enfermedad extremadamente grave que requiere una hospitalización urgente de una mujer. Gran riesgo de hipoxia fetal, es decir, una violación en el flujo de oxígeno al cuerpo del niño.

Para eliminar la preeclampsia, debe monitorear los indicadores:

  • masa corporal
  • presión sanguínea
  • la cantidad de líquido que bebe;
  • Cantidad de orina.

La gestosis se trata solo en modo hospital.

Tercer trimestre

Período decisivo, el último, cuyo resultado debe ser el parto y el nacimiento del bebé. A partir de la semana 32, los médicos comienzan a monitorear continuamente la salud de mujeres y niños.

La desventaja de la FIV es su efecto negativo en la placenta, como resultado de lo cual se produce su envejecimiento prematuro.

Como resultado del tercer trimestre, todos los órganos del bebé se desarrollan. A las mujeres a menudo se les prescribe reposo en cama.

Complicaciones del embarazo después de la FIV

Después de la fertilización in vitro, la probabilidad de embarazo ectópico es alta. Después de replantar un huevo fertilizado, está en libre movimiento durante 4 días. Esto significa que ella tiene la oportunidad de sentarse, no donde sea necesario.

El embarazo ectópico es de varios tipos:

  • pipa
  • ovario
  • cervical
  • abdominal

Para excluir la posibilidad de un embarazo ectópico después de la fertilización, es necesario observar el reposo en cama durante 4-5 días. Si una mujer no tiene otras patologías y anomalías, este consejo ayudará a mantener el embarazo.

Según las estadísticas, el 25% de las mujeres embarazadas como resultado de la FIV pierden a su bebé en el primer trimestre. Esas desviaciones que no permitieron la concepción natural a menudo causan aborto involuntario.

Dado que la transferencia de un óvulo fertilizado se realiza mediante un procedimiento invasivo, esto aumenta el riesgo de infecciones uterinas.

El resultado

El embarazo después de la FIV es posible y esto ha sido probado por la medicina moderna. La condición de una mujer embarazada requiere un control especial, investigación y atención. Debe ser un enfoque responsable para el embarazo, no solo los médicos, sino también los futuros padres.

Las mujeres observan el reposo en cama, caminan al aire libre y se protegen de situaciones estresantes. Un hombre debe apoyar a su esposa, ayudarla a sobrellevar sus nervios y controlar su salud general. En este caso, será posible no solo soportar, sino también dar a luz a un bebé sano.

Deja Tu Comentario