¿Cuál es el riesgo de esclerosis múltiple durante el embarazo?

Hoy en día, la esclerosis múltiple ha dejado de ser una enfermedad rara. Sorprendentemente, se ha convertido en una patología bastante común, de la que sufren muchos adultos y niños. Pero si recuerda, incluso hace 30 años, la enfermedad carecía de medicamentos y de curas. Fue una sentencia de muerte real.

En el siglo XXI, había formas de deshacerse del problema. Además, los médicos confían en que con este problema puede vivir plenamente. Pero en lo que respecta al parto y al embarazo, este es un tema bastante delicado, que debe abordarse con toda responsabilidad.

Esclerosis múltiple: ¿qué tipo de enfermedad?

Esta enfermedad parece ser la lesión más popular del sistema nervioso. Actualmente, un gran porcentaje de mujeres y hombres experimentan dificultades similares. Al mismo tiempo, la esclerosis múltiple afecta no solo al sistema nervioso central, sino también al cerebro y la médula espinal.

Su esencia principal radica en el mal funcionamiento de la mielina. Él, a su vez, es necesario para aumentar la velocidad y la conducción de los impulsos nerviosos. Gracias a esto, una persona realiza acciones rápidas, deliberadas y decididas. Pero cuando la mielina se rompe y se daña, se producen cambios cicatriciales en su lugar.

Y en la zona dañada se formó la llamada esclerosis. El problema con las cicatrices de mielina se extiende por todo el cuerpo y la enfermedad se llama dispersa.

Muchos están convencidos de que la esclerosis múltiple es una pérdida parcial o completa de la memoria. De hecho, este problema no tiene nada que ver con la memoria. En general, las personas que viven con esta enfermedad continúan realizando la misma actividad mental sin experimentar ninguna anomalía.

Planificación para el embarazo con EM

Hay muchas disputas con respecto a la esclerosis múltiple y el embarazo. Alguien afirma que estos dos fenómenos son incompatibles. Alguien por el contrario está seguro de que, debido al estado de embarazo, el cuerpo se retirará por un tiempo y no puede tener miedo de las manifestaciones obvias de la enfermedad.

Ni los médicos ni los científicos han llegado a una opinión precisa y clara. Una cosa está clara, el embarazo durante este período debe tratarse con extrema precaución y responsabilidad. Esto debe reflejarse en los resultados de su planificación.

Durante la enfermedad una mujer toma una determinada lista de drogas. Entonces, ella necesita consultar con el ginecólogo qué medicamentos están permitidos y cuáles no. Vale la pena descubrir todo esto lo antes posible para no afectar negativamente al feto.

De ahora en adelante, es necesario ajustar el tratamiento para que no afecte negativamente la salud del feto. En este caso, tendrá que consultar tanto con el médico tratante como con el obstetra-ginecólogo.

Esclerosis múltiple.

Según numerosas revisiones de los foros, podemos concluir que durante el embarazo, para muchas mujeres, la enfermedad retrocede, lo que brinda la oportunidad de soportar una nueva vida. Al mismo tiempo, todos los niños nacen hijos completos, sin dificultades ni problemas de salud.

El efecto del embarazo sobre la esclerosis múltiple.

Sorprendentemente, el embarazo afecta a la enfermedad. Puede curar completamente a una persona. Una mujer que está esperando un bebé desarrolla un fondo inmune muy especial. Por lo tanto, ella tiene un sistema inmunológico fuerte que ayuda a hacer frente a la enfermedad.

Es imposible curarse completamente de él, pero al menos es fácil hacer que el problema salga a relucir.

Como regla general, después del parto, es decir, durante los primeros tres meses, la mujer no solo reanuda la enfermedad, sino que también agrava en gran medida. Una mujer puede notar que los ataques se han vuelto más fuertes y más serios. Esto se debe a que el nivel de hormonas vuelve a la normalidad y el sistema inmunológico está notablemente debilitado.

Según datos científicos y estudios realizados, se demostró que una mujer que dio a luz con una enfermedad de esclerosis múltiple posteriormente no tiene una discapacidad o un problema de desarrollo difícil. Y esas jóvenes que dieron a luz a dos o más hijos pueden deshacerse de un problema tan grave.

Complicaciones del embarazo

No se observan complicaciones en la esclerosis múltiple. Al mismo tiempo, se puede observar que una mujer que experimenta tal complejidad no es para nada diferente de una niña sin esclerosis. Ella también puede tolerar un embarazo sin ser salvada.

En cuanto a la actividad genérica, tiene lugar exactamente en el período prescrito. Por lo tanto, si en la esclerosis múltiple hay un embarazo grave, la causa y el problema deben buscarse en otra parte. No tiene nada que ver con la enfermedad concomitante.

Consecuencias para el feto.

Una mujer embarazada que experimenta problemas de salud, en primer lugar, piensa acerca de cuáles pueden ser las consecuencias para el feto. De hecho, uno puede regocijarse y asegurar a todos que no hay factores negativos para un niño.

Sin embargo, a menudo hay un caso de enfermedad familiar y hereditaria. Pero esta es probablemente la excepción a la regla. Ninguno de los médicos no puede decir de antemano la presencia de la misma patología en un niño. Esto solo puede ser determinado después del nacimiento. En algunos casos, la enfermedad se desarrolla en la adolescencia.

En otras situaciones, una mujer da a luz a un niño pleno y sano.

Principios del seguimiento del embarazo con EM.

La esclerosis múltiple es una enfermedad que no se puede tratar. Se considera crónica, lo que es imposible de combatir. Debe ser aceptado y correctamente aprendido a vivir con él.

Durante el embarazo, por regla general, no se requiere la observación especial de la esclerosis múltiple, ya que en la mayoría de los casos la enfermedad desaparece durante el período de carga del niño. Sin embargo, es útil someterse a exámenes periódicos con el neurólogo para asegurarse de que la enfermedad ha retrocedido por un tiempo.

Pero todo el tiempo del embarazo es necesario mejorar la inmunidad, para esto el médico puede prescribir los medicamentos apropiados.

Después de que la mujer da a luz, es posible un empeoramiento de la condición general. Esto requiere una solicitud urgente de ayuda de un técnico calificado.

El resultado

Todas las figuras científicas han demostrado que una mujer que padece esclerosis múltiple es capaz de soportar y dar a luz a un niño sano. Al mismo tiempo, no debe temer las patologías terribles en el desarrollo del niño. Nace un bebé sano, que tiene todos los motivos para una actividad decente y plena.

Deja Tu Comentario